Junio de 2007, nº 21

Cine

"Papá canguro" y secuela

Dos hombres desesperados por conseguir un trabajo montan una guardería en casa.

Música

Jazz para niños

Un puñado de clásicos del jazz llenos de alegría contagiosa.

Newsletter
Maxsz
Lomografía

Cámaras de juguete

Los rusos son los culpables de que haya una forma de fotografía especialmente divertida: la lomografía. Lomo es un acrónimo de Leningradskoye Optiko-Mechanichesckoye Obyedinenie (Unión Mecánica Óptica de Leningrado), una compañía que se fundó en 1914 en San Petersburgo. En esa época, nadie tenía ni la más remota idea de lo que la pequeña Lomo llegaría a aportar. De la noche a la mañana, el uso de las Lomo se extendió por Europa occidental. Hoy, la Sociedad Lomográfica cuenta con más de 500.000 miembros.

Los descubridores de la Lomo fueron dos estudiantes vieneses que estaban de vacaciones en la antigua Checoslovaquia. Encontraron esta cámara en un mercadillo y la compraron. Dispararon por las calles de Praga sin mirar apenas por el visor. Y al llegar a casa y revelar las fotos empezaron las sorpresas: las fotos eran luminosas, saturadas, frescas, llenas de emoción.

lomocamera

El hallazgo corrió de boca en boca y empezaron a pedir cámaras al antiguo bloque soviético de forma clandestina. Más tarde, a principios de los 90, fundaron la Sociedad Lomográfica para dar a conocer la cámara al mundo entero.

Lomografía significa hacer fotos sin pensar. Sólo tienes que disparar. Y quién sabe lo que saldrá. No hace falta que mires por el objetivo. La particularidad de las cámaras Lomo es que son muy fáciles de usar, parecen de juguete. Además, tienen una lente que curva el mundo y produce un efecto túnel. Añade colores que no estaban realmente ahí y crea imágenes irreales. Para colmo, la Lomo tiene un mecanismo de exposición que permite hacer fotos de noche sin iluminación especial ni flashes.

Con el tiempo, aparecieron las exposiciones lomográficas, las lomoembajadas, donde se realizaban actos lomográficos, recorridos lomográficos, ... En fin, la lomografía se convirtió en un fenómeno fotográfico de culto y en un curioso movimiento social.

He aquí el decálogo lomográfico:

1. Lleva siempre la cámara contigo.

2. Utilízala de día y de noche.

3. Lomografiar no interrumpe tu vida cotidiana, la pone en escena.

4. Dispara desde la mano, no desde la cara.

5. Acércate todo lo que puedas a tu objetivo.

6. No pienses.

7. Sé rápido.

8. No es necesario saber lo que tienes en el carrete en el momento.

9. Después tampoco.

10. No te preocupes por ninguna de estas reglas.

Sin saber cómo, conseguirás imágenes maravillosas. Porque la lomografía consiste en la importancia de sacar fotos, no en el resultado. Su filosofía se resume así: ¡No pienses, dispara!

Puedes ir a comprarte una lomo. Pero, aunque no es muy cara, no tendrá el precio soviético.

Hay toda una serie de cámaras de plástico en el mercado (Holga, Diana, Dories, Lubitel, Snappy,...) Sirven para hacer fotos fantásticas, y además nadie pensará en robarte la cámara. Cualquiera que esté interesado en "crear" debería probarlas alguna vez. Al fin y al cabo, hay muy poco que perder y mucho que ganar: una forma distinta de ver el mundo y de capturarlo.

Lomospain

Lomography

Convierte tu cámara digital en una LOMO

ToyCamera

Holga y Diana


KINDSEIN © 2005-2013

Los textos de KINDSEIN están sujetos a una licencia Creative Commons.
Puedes usarlos siempre que cites la fuente y no los modifiques ni los vendas.
Geo Visitors Map